Ella encontró a esta gata salvaje a bordo de su bote, y todos están celosos de ella.

¡Vaya sorpresa!

…¡e incluso se regalan un tiempo de spa siempre que pueden!

Esto es lo que dice Liz de su peluda amiga: “Ella a menudo debe abandonar su zona de confort felina, pero creo que ahora entiende que yo siempre la mantendré a salvo y al final se divierte mucho”.

Tropicat es la compañera de viajes ideal para Liz, quien se sentía nerviosa al dejar atrás a su familia y amigos antes de zarpar.

- Anuncio Publicitario -

“No sabía si sería capaz de capitanear un bote así de grande y resolver todo lo necesario, especialmente en un viaje en donde te encuentras apartado del resto del mundo”, dice ella.

Pero con este amigo felino a su lado, el viaje se hace mucho más fácil.

- Anuncio Publicitario -

Y Tropicat también encaja dentro del estilo de vida simple que lleva Liz. Aunque ha logrado conocer el mundo, Liz no proviene de una familia adinerada ni tiene grandes posesiones.

En las noches, ella casi siempre duerme sobre una malla de piscina bajo las estrellas. “Pero me siento rica cuando miro el cielo nocturno y respiro el aire fresco del mar, y cuando me adentro en el océano cada mañana”.

- Anuncio Publicitario -

Liz y Tropicat comparten un lazo incluso más fuerte que algunas amistades humanas. ¡Qué gran experiencia para ambas!

¡Comparte esta historia con tus amigos abajo!

2 de 2Ant.

COMPARTIR

Deixe uma resposta