Esta veterana de 92 años no quiere dejar su casa hasta que conoce a su perrito de rescate

Conoce a este dúo inseparable: Annabelle Weiss, de 92 años, y Joe, su perro de servicio.

- Anuncio Publicitario -

Con tan solo 20 años de edad, Weiss se inscribió en la Marina de los EE.UU., donde sirvió por dos años como conductora e inspectora de motores de avión, hasta que fue dada de baja en 1946. Más tarde trabajó como enfermera y ganó la batalla contra un cáncer de tiroides.

En 2013, Weiss aprendió sobre el programa America’s VetDogs, que une a veteranos con animales de servicio. El programa hizo posible que la mujer conociera a Joe, un labrador amarillo; desde entonces, se han convertido en los mejores amigos del mundo.

TODAY
TODAY

Hoy en día viven juntos en Long Island y sus días están llenos de actividades interesantes. Joe ha sido de gran ayuda al lograr que Weiss aumente su movilidad. Con Joe a su lado, sus salidad diarias son mucho más agradables y cómodas.

“El perro cambió mi vida, lo digo en serio”,  confesó Wiess a TODAY. “Sin él, estaría mucho más tiempo en la casa. ¡Ahora la gente me llama y nunca estoy!”

Weiss vive sola, pero jamás está realmente por su cuenta gracias a la leal compañía de Joe. En casa, Joe abre y cierra las puertas, recoge las cosas que se caen al suelo y hace de soporte cuando Weiss se levanta de una silla o sube escaleras. También puede alcanzarle el teléfono y abrir gavetas al morder pedazos de tela atados a las manijas.

TODAY
TODAY

Durante la mañana tienen tiempo para relajarse juntos en casa, pero cuando llega la tarde salen a pasear por la ciudad.

- Anuncio Publicitario -

“En casa, es solo un perro”, relata Weiss. “Pero cuando salimos, tiene su chaleco puesto y hace su trabajo como un policía”.

Cuando pasean en el auto, Joe puede disfrutar de una buena siesta en el asiento de atrás.

TODAY
TODAY

Uno de los lugares favoritos de Weiss y Joe es la Librería Memorial Lindenhurst, donde la veterana lee para su ayudante y mascota. Joe se porta bien con el personal de la librería y pone sus patitas en el escritorio mientras Weiss elige libros. Ambos pueden ser vistos en el club de lectura de la librería, del cual Joe se ha convertido en la mascota no oficial.

TODAY
TODAY

Curiosamente, la librería tiene una exhibición donde se honra a los veteranos. En la exhibición el nombre de Weiss es presentado con orgullo.

TODAY
TODAY

A la hora del almuerzo, su lugar favorito es el comedor Lindenhurst. En ese lugar comen una o dos veces a la semana, y según Weiss, todos los trabajadores (entre ellos el dueño del lugar) tratan a Joe como un cliente VIP.

Mientras Weiss come, Joe se relaja bajo la mesa para tomar una siesta, pero antes se asegura de que su espacio esté limpio comiendo las migas que encuentra.

- Anuncio Publicitario -
TODAY
TODAY

Weiss recuerda una ocasión cuando tuvo la oportunidad de explicar lo mucho que Joe significa para ella:

“La primera vez que llevé a Joe al comedor, había un joven limpiando las mesas, y solo hablaba español, así que cuando me vio con Joe dijo: ‘Oh, perro’. Yo lo miré y lo corregí: ‘¡Hijo!’ Hablo muy poco español, pero sí supe decirle que Joe es el hjio que nunca tuve”.

TODAY
TODAY

Cuando el día está por terminar, Weiss y Joe toman un paseo en un parque cerca de casa. Joe ama ese parque, así que tienen que ir casi todos los días. El perro se divierte mucho alrededor de los pájaros, si bien es cierto que muchos de ellos le tienen miedo.

TODAY
TODAY

Sea adentro o afuera, con sol o con lluvia, Joe estará fielmente al lado de Weiss, como amigo y como ayudante. El perro inspira a su humana y la hace seguir activa, y juntos, disfrutan de pequeñas aventuras y viven cada día al máximo.

Weiss ama tener cerca a Joe: “Me seguirá hasta el fin de la tierra si hace falta”.

Por favor COMPARTE esta historia con tus amigos y familiares.

COMPARTIR

Deixe uma resposta