Este increíble humano se asegura de que una pequeña bulldog no se dé por vencida

Lucha todos los días para mantenerse con vida.

Una mañana, no hace mucho, Kiki la bulldog se despertó bañana de sus propios desechos. Casi no podía mantenerse de pie. “Creí que iba a morir”, relata Skip Van Der Marliere, fundador de Southern California Bulldog Rescue.

- Anuncio Publicitario -

Esa fue solo una de las numerosas ocasiones en las que Kiki ha tenido que ir al veterinario de emergencia, pues Skip la adoptó hace dos meses; como siempre, ha encontrado la fuerza para seguir adelante.

Source: Southern California Bulldog Rescue
Southern California Bulldog Rescue

Sus salvadores sospechan que la pobre perrita vivió en una jaula en la cochera durante su niñez, tan confinada que desarrolló escoliosis. ¿Lo peor? Esa es una de las condiciones de tratamiento sencillo.

Su antiguo dueño la entregó en mayo, en un estado deplorable: desnutrida y muy delgada, con varias infeccioens en la piel y un par de enfermedades inmunológicas, una que afecta si piel y otra su intestino.

“Aún podía caminar, aunque le dolía por las llagas en sus patitas”, relata Skip. “A pesar de su mala salud, siempre está interesada en lo que pasa a su alrededor y le encanta el contacto humano”.

Skip intenta mantener a Kiki con vida y ayudarla a que se recupere lo suficiente para que pueda disfrutarla.

No siempre es sencillo.

Source: Southern California Bulldog Rescue
Southern California Bulldog Rescue

Inlcuso después de todos los viajes al veterinario, la condición de su piel es crítica y le cuesta mucho ganar peso. Sus enfermedades se complementan, pues Kiki no puede tomar esteroides ni recibir tratamiento de célula madre hasta que su intestino esté bajo control, y eso no es fácil de lograr.

- Anuncio Publicitario -

Por eso, Skip intenta alimentarla con proteína alternativacon la esperanza de que pueda tolerarla. Entre estas carnes nóveles, Kiki ha probado pato y conejo.

Source: Southern California Bulldog Rescue
Southern California Bulldog Rescue

En cuanto a su piel, necesita baños medicados y restregarse con varios tipos de cepillo: cepillos de diente, brochas de maquillaje o cualquier otra cosa lo suficientemente suave para aliviar a la pobre cachorra.

Y si bien es cierto que Kiki no siempre está de humor para un baño, sí le encanta la atención. Es probable que antes de ser rescatada no recibiera mucha.

“Cuando la consiento, solo se acuesta y lo disfruta. Se nota que le fascina”.

Source: Southern California Bulldog Rescue
Southern California Bulldog Rescue

Kiki aún no está bien. No tiene mucha energía y no demuestra interés en sus juguetes ni en bocadillos.

Si vuelve a enfermarse de manera crítica, hasta el punto de necesitar oxígeno o cirugía, Skip y su esposa no la harán soportarlo.

Source: Southern California Bulldog Rescue
Southern California Bulldog Rescue

A pesar de los altibajos, ese momento aún no llega.

“Aún no le toca rendirse”, agrega Skip.

- Anuncio Publicitario -

No hace mucho, Kiki empezó a desarrollar pelaje en su patita delantera derecha.

Y el otro día, Skip la atrapó intentando montarse en el sofá. Al final no lo logró, pero fue una alegría inmensa verla tomar una decisión y querer hacer algo por su propia cuenta.

- Anuncio Publicitario -

“Este tipo de pasos pequeños nos hace darnos cuenta de que lo que hacemos sirve y ella está mejorando”, se felicita Skip. “Está feliz”.

Sigue la pista de Kiki en la página en Facebook de Southern California Bulldog Rescue. Puedes realizar una donación para ayudar a su increíble labor en este enlace.

FUENTEBarkpost
COMPARTIR

Deixe uma resposta