Gato aterrorizado permanece atrapado en la cima de un poste eléctrico durante 8 días antes de que unos trabajadores pudiesen rescatarlo.

Nadie sabe cómo lo hizo, pero este gato blanco y negro llamado Fat Boy logró trepar a un poste de 15 metros de altura.

Durante nueve días, el gato estuvo atrapado en esa pequeña superficie sin comida ni agua, hasta que un grupo de trabajadores decidieron unirse para rescatar al pequeño aterrorizado.

La familia buscó desesperadamente una forma de rescatar a su adorado gato. Hicieron varias llamadas telefónicas a instancias como control animal, la compañía eléctrica local y el departamento de bomberos, rogándoles que les ayudaran con el rescate. Pero a pesar de sus intentos, nadie se acercó para ayudar a Fat Boy.

“Llamamos a todo el mundo – a cualquiera que pudiese ayudar, pero ellos jamás llegaron”, explicó el propietario de este gato de 14 años, Andrew Perez, en una entrevista con The Fresno Bee. “Él es un buen gato. Probablemente subió hasta allá arriba al intentar escapar de un perro. Yo estaba aterrado”.

- Anuncio Publicitario -

Finalmente, un grupo de trabajadores de la compañía Pacific Gas and Electric Co. (PG&E) asumieron el reto de escalar el poste para rescatar al petrificado felino. Sin embargo, de acuerdo con el vocero de PG&E Denny Boyles, un rescate no es tan simple como subir a un poste.

“No es nada fácil subir a un poste eléctrico y bajar a un gato”, explica él. “Lo primero que debemos hacer es cortar la electricidad de esa línea – es una línea 12.000 voltios. La seguridad de los dos hombres que escalaron el poste y la de los miembros de la cuadrilla en tierra debe ser nuestra prioridad en todo momento”.

Tras corroborar que era seguro tocar los cables, un valiente trabajador equipado con una jaula transportadora para gatos logró llegar a la cima del poste. Al llegar arriba, levantó a Fat Boy por la piel de su cuello y lo puso a salvo dentro de la jaula. Entonces amarraron la jaula a una cuerda y lentamente la hicieron descender hasta el suelo.

De inmediato le ofrecieron comida y agua al gato. Después del incidente, la compañía cubrió los postes de esa zona con un plástico especial para alejar a los animales, así que con suerte Fat Boy no se volverá a alejar por tanto tiempo de su familia.

Si te gustan las historias de rescates como la de Fat Boy, asegúrate de COMPARTIR su historia con tus amigos.

- Anuncio Publicitario -


COMPARTIR

Deixe uma resposta