Lo que no sabes sobre los indigentes y sus mascotas

La gran mayoría de las personas que cruzan caminos con un indigente no les presta atención. De las dos opciones disponibles, ignorarlo y reconocerlo, la primera es la más fácil y no nos detenemos a considerarlo. Mark Horvath, fundador del vlog Invisible People no adorna la realidad:

- Anuncio Publicitario -

“No es que la gente sea mala, pero si los miramos a los ojos o entablamos una conversación, tendríamos que admitir que existen y que tal vez tienen esa necesidad básica de calor humano. Es mucho más fácil cerrar nuestros ojos y bloquear su existencia de nuestra realidad”.

Cuando un indigente está acompañado de un animal, todo cambia. De repente la gente presta más atención porque hay un perro, gato o mascota que también está “sufriendo”. Muchas personas culpan a estas personas por someter a un animal inocente a su mismo destino. La frase del día sería: “Si no pueden cuidar de sí mismos, ¿cómo podrán cuidar de una mascota?”

Source: Franco Folini/Flickr
Source: Franco Folini/Flickr

Nos cuesta mucho ignorar animales, sin importar que tan habituados estemos a no prestar atención. En una sociedad donde las mascotas aún no tienen los privilegios de los humanos se forman brechas entre lo que las personas quieren hacer y lo que pueden hacer para ayudar.

Pets of the Homeless (Mascotas de indigentes) es una organización sin fines de lucro dedicada a proveer alimento y cuidado veterinario a los animales y se esfuerza por lograr que los refugios para indigentes permitan que las personas sean acompañadas por sus mascotas.

Quienes comparten un profundo amor por sus mascotas saben que al momento de tener que elegir, casi todos los indigentes escogerán quedarse con sus mascotas antes que aceptar un plato de comida y un lugar para dormir si esto significa tener que abandonarlos.

Source: jp1958/Flickr
Source: jp1958/Flickr
Source: Adrian Miles/Flickr
Source: Adrian Miles/Flickr

Si las acusaciones son ciertas, los indigentes merecen la vida que tienen y son seres egoístas al quedarse con perros y gatos cuando no pueden siquiera cuidar de sí mismos. ¿Entonces por qué se los quedan?

La respuesta es bastante obvia, como cualquier persona con un amigo cuadrúpedo sabe: Ellos ofrecen compañía, consuelo y lealtad. También proveen cariño y protección y para muchas de esas personas, puede que sean la única razón por la que alguien les habla de vez en cuando.

En el artículo de Danielle Wolffe 8 Razones por las que los indigentes ‘merecen’ tener perros, menciona un par de puntos relevantes:

“El estado económico de alguien no indica qué tipo de persona es, de qué es capaz, cuánto amor merece o de dónde deba venir este amor. La pobreza no es un rasgo de personalidad. Una persona con problemas merece los mismos vínculos afectivos que cualquier otra”.

- Anuncio Publicitario -

“De hecho”, dice Wolffe, “tener dinero no nos da el derecho de tomar esas decisiones por los demás, ni nos da el dominio exclusivo sobre animales o niños”.

Wolffe también alega que las personas que aman a sus mascotas encontrarán la forma de cuidar de ellos, aún si esto significa sacrificar los pocos alimentos o bienes que tengan.

Source: Revolution News
Source: Revolution News

Como lo menciona este artículo de Mic, los animales obtienen grandes beneficios al brindarles compañía a los indigentes. Dejan de ser perros callejeros, evitando el abuso o ser sometidos a la eutanasia. Para estos perros, sus humanos ofrecen cariño que ellos jamás habían experimentado y podemos decir lo mismo de los perros que brindan cuidado y protección.

Por otro lado, el contenido nutricional y la regularidad de la comida no es la ideal. Los perros no reciben cuidado veterinario de manera constante. Es difícil para los indigentes incluso recolectar el dinero para hacer una llamada a Pets of the Homeless y pedir ayuda.

El fundador y presidente de Pets of the Homeless, Genevieve Frederick, le da realce a esta lucha:

“Estas personas lloran y están desesperadas porque no tienen nada. Lo único que tienen es sufrimiento; es devastador”.

5

Como país, tenemos un gran dilema—si la mayoría de los refugios para indigentes que proveen servicio social no aceptan mascotas, y la mayoría de los indigentes no abandonarán a sus mascotas para recibir el cuidado que proporcionan los refugios, ¿cómo pretenden solucionar el problema de la indigencia eficientemente?

- Anuncio Publicitario -

Se vuelve un gran efecto dominó en el que primero debemos resolver el problema de los indigentes y sus mascotas antes de poder ayudarles a reemprender sus vidas. Pets of the Homeless ofrece un incentivo a los refugios para indigentes que modifican sus políticas.

Frederick comento a Mic:

“A los refugios que accedan, les enviaremos jaulas plegables para que las personas puedan salir del frío o calor de las calles por al menos un momento. Esto mantendrá a las mascotas en un sitio seguro y todos estarán a salvo”.

Source: Franco Folini/Flickr
Source: Franco Folini/Flickr

Si eres una de esas ersonas que voltean la mirada cuando pasan al lado de un hombre o mujer indigente, no estás solo. Lo mismo pasa con quienes no están de acuerdo con que los indigentes tengan mascotas y también está bien. Somos humanos después de todo.

Lo bueno es que lo mismo que nos hace humanos de esa manera también nos da la gran capacidad de empatizar y entender, eso es lo que nos permite hacer grupos como Pets of the Homeless. Ésta y otras organizaciones han traído este tema a la luz pública y por primera vez el estado deplorable de los desamparados en los Estados Unidos está comenzando a tener la atención que necesita.

Si entendemos que las mascotas les brindan amor y felicidad, así como lo hacen con nosotros, ya habremos dado un gran paso adelante.

COMPARTIR

Deixe uma resposta