Perdió su nariz por culpa de su antiguo dueño abusivo, pero ya está a salvo y vive una vida feliz

- Anuncio Publicitario -

Este perro se llama Apollo. Apollo perdió su nariz cuando una mala persona lo maltrató y lo hirió. Pero a pesar de todo lo que ha tenido que soportar, es un perrito feliz y mueve su cola todo el día.

Apollo tiene una nueva familia. Su mamá y su papá lo quieren mucho y le ayudan a recobrar la confianza en los humanos. Sus hermanos perrunos son buenos con él y juegan juntos todo el tiempo, brindándole compañía y comodidad.

No puedo ni imaginar las cosas que Apollo ha tenido que sufrir, pero por fortuna ya no tiene que preocuparse por eso nuevamente. Nadie le pondrá una mano encima de nuevo a menos que sea para hacerle cariños y darle amor. Está a salvo y es capaz de mostrar esa enorme sonrnsa en su rostro día tras día.

Míralo en el video a continuación:

- Anuncio Publicitario -

COMPARTIR

Deixe uma resposta