Pit Bull Moribundo Consigue una Familia para hacer GRANDIOSOS sus últimos días

Cuando Kelly Michael y Sarah Lauch conocieron por primera vez a Roosevelt no tenían idea sobre como él cambiaría sus vidas — era un perro de rostro triste y solitario.

- Anuncio Publicitario -

Roo, como se lo conoce de manera afectuosa, había sido entregado a Cuidado y Control de Animales de Chicago por su familia anterior dado que tenía “problemas para orinar”. El pobre perro estaba sentado solo, esperando que alguien viniera en su ayuda.

Kelly y Sarah sabían que debían sacar a Roo del refugio. Con la ayuda de la organización de rescate de Chicago One Tail at a Time, liberaron a Roo y lo llevaron a su hogar como su nuevo perro de tránsito.

Live Like Roo
Live Like Roo

Tristemente, resultó que los problemas de salud de Roo no podían ser arreglados fácilmente — un veterinario le diagnosticó cáncer de huesos terminal y le dio solamete una expectativa de vida de unos meses.

Sarah y Kelly decidieron que querían darle a Roo los mejores últimos días posibles que pudiera tener — y lo adoptaron, brindándole una familia real por siempre, y comenzando a programar su lista de deseos.

- Anuncio Publicitario -
Live Like Roo
Live Like Roo

Hasta ahora, Roo ha podido nadar en un lago por primera vez (le encantó), tener una sesión de masajes de La Escuela de Masajes para Perros de Chicago y ha comido en Taco Bell, según informó NBC Chicago.

Pero el cambio más grande y mejor para Roo ha sido tener una familia que lo ama, lo mima y lo cuida incondicionalmente — sin frustrarse por sus problemas de salud.

Live Like Roo
Live Like Roo

Sarah y Kelly aún tienen muchos planes para Roo. Lo llevarán en un crucero de perros, para dejarlo experimentar la mayor diversión posible mientras lo tengan junto a ellas.

- Anuncio Publicitario -

Para su nueva familia por siempre, amar a Roo se convirtió en una lección de valorar cada día. “A pesar de que a Roosevelt solamente le quedan unos meses de vida, tenemos la esperanza de que inspire a todos a #VivirComoRoo hoy y siempre,” publicaron sus madres en la página de Facebook.

Live Like Roo
Live Like Roo

Cuidar de un perro como Roo, que solamente tiene un tiempo de vida corto, puede ser desgarrador. Pero como Sarah y Kelly lo están viendo, también muy hermoso.

Roo tiene la oportunidad de hacer todo lo que no pudo hacer, y como agradecimiento, brinda a sus nuevas madres con todo el amor que su pequeño corazón puede dar. Quizás todos debamos tratar con más ganas de #VivirComoRoo.

COMPARTIR

Deixe uma resposta