Su humana no quiso ayudarla, así que esta perra sufre un ataque de histeria muy cómico

No hay humano en esta tierra que se resista a este tipo de petición. :)

Los bulldog franceses son muy juguetones y pueden ser algo inquietos. El hecho de tener las patas muy cortas puede ser un problema tanto para ellos como para sus dueños. Este video es fiel prueba: la perrita quiere montarse en el sofá con su dueña, pero no termina de lograrlo.

El resultado es una rabieta como ninguna que hayas visto. ¡Prepárate!

- Anuncio Publicitario -

COMPARTIR

Deixe uma resposta