Un gatito rescatado juega sin miedo con el perro guardián del ganado.

¿No es hermoso? Este adorable gato ama a su compañero canino. Sybil es un gatito que fue rescatado al borde de una carretera apenas tres semanas antes de que fuera grabado este video. Con sólo verlo, podemos notar que se ha adaptado muy bien a la vida junto a cinco grandes perros blancos guardianes, que son un cruce de las razas Maremma y Pirineos.

Ella siente una especial debilidad por su amigo Wynter, un perro muy apacible que demuestra su naturaleza cariñosa y afable. Sybil no le teme a Wynter en lo absoluto, y parece querer pasar tanto tiempo como pueda con él. ¡Es tan adorable!

- Anuncio Publicitario -

Deixe uma resposta