¿Un baño de lodo? ¡Por supuesto que le gusta!

Vaya día en el spa para Cooper, ¿no?

Mientras el amigo de cooper ha encontrado que caminar entre el lodo es suficiente para satisfacer sus ansias de suciedad, nuestro protagonista ha adoptado una filosofía un poco más extrema.

¡Qué divertido! Especialmente porque no seré yo quien tenga que darle un baño a este perrito aventurero. 😉

- Anuncio Publicitario -

Deixe uma resposta