Una gata salta al auto y luego al regazo de una mujer. Y resulta que estaba buscando ayuda…

Una gata de la calle se acercó a una mujer en un estacionamiento y comenzó a seguirla en su auto.

- Anuncio Publicitario -

Y resulta que la pequeña gata atigrada necesitaba ayuda.

Susannah Nevison

Susannah Nevison, una estudiante de doctorado en la Universidad de Utah, caminaba por un estacionamiento cuando se cruzó con una pequeña gata atigrada que decidió seguirla hasta su auto.

“Caminaba hacia mi auto en la universidad, y ella comenzó a seguirme. Ella aprovechó mientras me sentaba para meterse también”, dijo Susannah.

- Anuncio Publicitario -

Sorprendida por la inesperada felina, Susannah no pudo más que sonreír cuando la gatita se acomodó en el asiento de al lado con total descaro.

Susannah Nevison

Mientras colocaba su cartera en el asiento de al lado, la gatita caminó sobre su mano y se acurrucó justo sobre su regazo.

La dulce gata atigrada frotó su rostro contra su nueva humana y contra el volante, y se abrió paso con su nariz hacia sus brazos y luego a sus hombros, como si estuviera muy feliz de haberla encontrado.

- Anuncio Publicitario -
Susannah Nevison
Ant.1 de 2

Deixe uma resposta