Una mujer encontró una pequeña bola de pelos en un rosal y lo transformó en una ‘pantera’.

Sandi Zani, una habitante de Pensacola, Florida, escuchó unos chillidos muy agudos que provenían de su jardín. Ella pensó al principio que se trataba de un pájaro, pero se sorprendió al encontrar una pequeña bola de pelos que gemía y respiraba.

- Anuncio Publicitario -
Sandi Zani @Pooter’s Page

Fue en junio del año pasado cuando Sandi escuchó el llanto del gatito en su patio trasero. “Al notar que seguía llorando salí a investigar, y encontré una bola de pelos en mi rosal junto al catio”, dijo Sandi.

Ella no sabía exactamente cómo había terminado allí el gatito, pues su patio estaba completamente cercado. Lo que sí sabía era que el pequeño felino necesitaba ayuda de inmediato.

Sandi construyó rápidamente una cuna improvisada con una caja de cartón y una toalla, y corrió a la tienda de mascotas más cercana para comprar fórmula láctea felina, y así el pequeño peludo pudiera comenzar a alimentarse.

Sandi Zani @Pooter’s Page

Esa noche la casa estuvo llena de chillidos, pues Sandi se levantaba cada dos horas para alimentar al gatito.

- Anuncio Publicitario -

Ella lo llamó Kieran Von Fluffypaws.

Sandi Zani @Pooter’s Page

El veterinario determinó que tenía alrededor de dos semanas y que necesitaba alimentación y cuidados las 24 horas del día.

La amiga de Sandi, Kimberly, fue para ayudarle a cuidar al pequeño mientras estaba en el trabajo.

Sandi Zani @Pooter’s Page

Al gatito rápidamente le gustaron los zapatos de su madre humana, especialmente los que tienen cordones.

- Anuncio Publicitario -
Sandi Zani @Pooter’s Page
Ant.1 de 4

Deixe uma resposta